Ballet sin ser bailarina

Tomar clases de ballet sin ser bailarina. Se puede empezar de grande a practicar danza clásica, como una forma de esquivar el gimnasio y estilizar la figura. Un entrenamiento completo, con grandes beneficios… ¡y muy gratificante!

Así, mujeres que practican con zapatillas de media punta un ejercicio que modela el cuerpo, estiliza, corrige la postura y ayuda a la autoestima, con la delicadeza de movimientos que impone la disciplina más romántica.

El ballet ayuda a tonificar, esculpir el cuerpo, elongar los músculos y mejorar la postura. Se queman 400 calorías por clase. Estiliza, pero sobre todo hace bien al alma, cambia la energía. Las piernas se van formando, las manos se afinan, los cuerpos duros se aflojan… La clase de danza es muy completa porque se trabaja desde la cabeza hasta la punta del dedo gordo.

Vienen a clase mujeres de entre 25 y 60 años, aunque no hay límite de edad. Maestras, oficinistas, gente que nunca bailó, o que bailóy lo dejó, encuentran en el ballet muchas ventajas disfrutan los beneficios de esta técnica y de la estética que estos movimientos proponen, así como su rutina.

Es un desafío a la paciencia, porque al principio cuesta. Lleva varias clases adaptarse, no hay que frustrarse. Se mueven partes del cuerpo olvidadas. Pero a medida en que se ven los logros, las satisfacciones son increíbles.

Body Ballet® & Danza Ballet®, para mujeres de todas las edades, con o sin formación en ballet.

¿Cómo participar de nuestras clases? Consulta cuál es el día y el horario que mejor se adapta a tus necesidades: info@carolinadepedro.com / WhatsApp 659241784.

1 Ballet sin ser bailarina

Estudio Ballet Barcelona® Prof. Carolina de Pedro Pascual

Los comentarios están cerrados